En el contexto de la investigación de soluciones energéticas más económicas y más respetuosas del medio ambiente, el grupo Sirea ha estado trabajando en el diseño de dispositivos de control inteligentes para optimizar la eficiencia energética de las empresas mediante un aumento de la tasa de penetración de la producción solar en sustitución de la energía de la red.

SmartEMS Sirea
SmartEMS de Sirea

En diciembre de 2019, presentamos en la feria Energaïa el SmartEMS en su estado final: un sistema modular de gestión y control de la energía, diseñado para maximizar el consumo de energía fotovoltaica y controlar eficazmente la carga consumida.

La auditoría energética como punto de partida

Para el despliegue de una solución de este tipo, el primer paso es realizar una auditoría energética. Permite identificar en pocos días los principales equipos energéticamente eficientes y deducir así las necesidades reales de pilotaje de energía, para realizar ahorros. De este modo, se obtienen las funcionalidades más relevantes para el usuario, que se configurarán previamente en el producto antes de su puesta en servicio.

Modularidad para una mayor flexibilidad

Entre los numerosos ladrillos de control que pueden integrarse en el SmartEMS , el control de la inyección es esencial para las instalaciones cuya energía fotovoltaica no consumida no pueda ser devuelta a la red eléctrica. El SmartEMS es capaz de controlar el inversor para reducir en tiempo real la producción fotovoltaica, lo más cerca posible de las necesidades requeridas para cubrir el consumo de energía.

Tal es el caso, en particular, de la instalación de autoconsumo sin reventa de Marceau-Amalric, cuyo control de la inyección es controlado por el SmartEMS para no enviar nada a la red eléctrica.

Y a la inversa, el sistema sabe limitar la potencia que llega a la red eléctrica y, por lo tanto, contribuye a la estabilización de la red eléctrica al utilizar la energía almacenada en batería.

El SmartEMS también gestiona las franjas de precios específicas, como las previstas en los contratos de suministro de energía, para permitir la puesta en marcha de aparatos que consuman mucha energía en horarios más económicos con el fin de realizar ahorros directamente visibles, y de manera automatizada.

El gestor inteligente también ha demostrado su valía en los proyectos de sombras fotovoltaicas de autoconsumo y en el pilotaje de terminales de recarga de vehículos eléctricos. En efecto, la Métropole Européenne de Lille desplegaba en 2018 nuestro SmartEMS en Lomme para pilotar 12 terminales de recarga y alimentar los vehículos eléctricos estacionados directamente con energía solar.

Una moderna supervisión

Con la aplicación de supervisión en línea, es posible desde un teléfono inteligente, un PC o una tableta, monitorear, analizar y controlar los flujos de energía en tiempo real: la cantidad de electricidad producida por la central fotovoltaica, la energía suministrada por la red eléctrica y los consumos instantáneos distribuidos por la instalación. De este modo, es posible comprender rápidamente cómo se consume la energía y cuáles son los nuevos puntos de mejora para utilizarla de manera más eficiente.

También hemos hecho posible el almacenamiento local de datos en su infraestructura informática para cumplir con los requisitos de privacidad y protección de datos relacionados con la recogida, el tratamiento y la conservación de estos, requisitos que pueden ser estratégicos para su negocio.

Stéphane Motheau, director de TI en Sirea
Sinóptico industrial sobre MicroSERVER
MicroSERVER permite visualizar a través de sinópticos personalizados todos los datos subidos por el SmartEMS

Para ir más lejos, la aplicación proporciona al usuario una previsión de producción de 7 días con el fin de anticipar posibles picos de producción de energía de los que podría beneficiarse de manera más inteligente, especialmente para la recarga de vehículos eléctricos o el reinicio de determinados equipos de alto consumo de energía.

Acompañarle para garantizar el rendimiento

La oferta Smartems puede ir acompañada de una suscripción a un contrato de rendimiento energético para mejorar la eficiencia energética del emplazamiento sobre la base de los datos recopilados e historiados.

De esto se deriva un balance energético completo sobre los puntos de mejora posibles, así como la sugerencia de mejoras técnicas o prácticas como la implantación de terminales de recarga para vehículo eléctrico, controlar el aire acondicionado o añadir otros puntos de control para optimizar aún más el consumo energético de sus equipos.